En primera persona con Óscar Terán: «La calidad de liderazgo, la capacidad de desarrollar relaciones y la apertura mental suelen ser puntos positivos en común de los directivos de la zona mediterránea»

Llegamos a la última etapa de nuestro viaje por la carrera y el perfil del directivo global deteniéndonos en el mercado de talento directivo global. Óscar Terán, directivo con más de 15 años de experiencia en el liderazgo de equipos internacionales de desarrollo tecnológico, comercial y gestión de producto en industrias bajo fuertes procesos de transformación como Telco, Medios y Digital, nos relata su visión acerca de la percepción del directivo español y cómo se ve España desde el punto de vista de oportunidades profesionales. 

  • ¿Considera el talento directivo español como un talento homologable a otros para desempeñarse en un entorno internacional? 

El mercado para directivos globales es altamente competitivo. Tradicionalmente ha estado “dominado” por el talento anglosajón, pero cada vez es mayor la diversidad que existe en él. De hecho, hoy contamos con directivos españoles ejerciendo destacadas responsabilidades en grandes multinacionales, algo que costaba mucho encontrar años atrás. Si nos preguntamos qué es lo que se valora en este perfil de directivo, a parte de lo más tradicional como es la experiencia y el contrastado buen desempeño en entornos internacionales, la capacidad de comunicación, los múltiples idiomas, etc., destacaría que la demanda general actual también incluye nuevas dimensiones como el entendimiento del impacto de la transformación digital sobre el negocio, la capacidad de pensar transversalmente, alinear talento internacional o pensar transversalmente. Esto implica procesos selectivos complejos que integran análisis de personalidad, skills, experiencia,  etc. y todo ello transciende a la nacionalidad del candidato.

La competencia, como digo, es muy elevada y los procesos de selección muy exigentes.

Se habla de la pasión como un valor añadido del directivo español, ¿qué opina al respecto? ¿Hay algún valor adicional en el directivo español?

El talento directivo español compite con muchas otras nacionalidades y si bien es cierto que seguir estereotipos y nacionalidades es simplificar excesivamente la ecuación, la calidad de liderazgo, la capacidad de desarrollar relaciones y la apertura mental suelen ser puntos positivos en común de los directivos de la zona mediterránea.

No obstante, es fundamental que ello vaya acompañado de inteligencia emocional, capacidad de adaptación y un notable pragmatismo; de lo contrario, el estereotipo se cae por sí solo.

  • Cuando uno se pone el mundo por montera, ¿España sigue siendo una opción laboral o se queda demasiado pequeño? Realmente, ¿España opera en un escenario global y hay cabida para directivos globales aquí?

España, como parte de la UE y a pesar de los retos que la Unión tiene por delante, ofrece a inversores, emprendedores y grandes empresas un entorno normativo previsible, estable y claro. Este entorno ha facilitado que numerosas empresas españolas alcancen una huella global, grandes inversiones y operaciones fuera de nuestras fronteras y de la UE. Sin duda que habrá que referirse al IBEX35 para encontrar empresas españolas con operaciones relevantes en el extranjero a cierta escala…

Pero también hay grandes corporaciones extranjeras en el sector de la tecnología que están eligiendo España para establecer centros de operaciones offshoreo desarrollo, algo que representa oportunidades para directivos globales.

Y es cierto que poco a poco está surgiendo una creciente generación de jóvenes emprendedores y nuevos directivos españoles que, bien dentro o fuera de nuestras fronteras, por formación y experiencia, han sido capaces de desarrollar negocios internacionales con éxito. Estas personas cuentan con un talento que debería ser valioso para el tejido empresarial nacional.

Quizá la nota pesimista podría ser el excesivo conservadurismo, personalismo y la falta de dinamismo en los procesos selectivos para puestos directivos en España, aunque creo que es una tendencia que está progresivamente cambiando gracias a la influencia de firmas internacionales de headhuntingcon métodos de detectar talento renovados.

Creo que España es una opción y hay oportunidades para ayudar a empresas locales a ser más globales, pero para el directivo global, detrás de una opción de cambio debe de haber un proyecto que resulte atractivo, sea en España o cualquier otro país.

  • Suiza lidera el ranking de mejores países para trabajar. Desde un punto de vista práctico, ¿qué destacaría de él? ¿Se puede convertir en una jaula de oro para un directivo? 

Suiza es un país puntero en innovación. Es recurrentemente calificado como el número uno en el Global Innovation Index (GII). Además,es uno de los países europeos que más solicitudes de patentes europeas cursa. La razón principal es el alineamiento de distintos pilares clave que fomentan la innovación en un marco político y legal estable.

Los pilares maestros son la capacidad de atraer talento internacional, la excelencia universitaria, el volumen de proyectos de investigación con potencial comercial, la facilidad de acceso a financiación y el soporte a start-ups. Además, la marca “hecho o diseñado en Suiza” es reconocida globalmente y es un activo que apoya el acceso a mercados globales.

A nivel personal, Suiza es un buen campamento base ya que ofrece un buen equilibrio entre calidad de vida, un marco profesional atractivo y un entorno internacional diverso.

Óscar Terán: Actualmente ejerce como Director de Tecnología y Soluciones en una conocida empresa de servicios tecnológicos B2B para la industria de medios afincada en Suiza. Es Ingeniero de telecomunicaciones, MBA por ESADE y posee varias certificaciones en innovación, comercialización y gestión de proyectos por conocidas universidades y escuelas de negocio internacionales como IMD o Massachusetts Institute of Technology. Su carrera ejecutiva está marcada por la innovación, actualmente también por la transformación digital, y el desarrollo de negocio, donde dispone de una contrastada trayectoria en el lanzamiento y consolidación de nuevos productos y servicios en entornos ágiles y mercados dinámicos mediante el uso de datos. Su escenario de trabajo es el mundo, desde EEUU a Asia, pasando por Europa, países árabes, etc. Habla 4 idiomas y entre otros proyectos, y como anécdota, ha participado en la difusión de diferentes Juegos Olímpicos, una de las citas referentes de la multiculturalidad.

No te pierdas:

Oscar Teran: “Curiosidad, empatía, capacidad analítica, resiliencia y un genuino interés por las personas son algunos de los ingredientes claves del directivo global”

Oscar Teran: “En un ambiente culturalmente diverso, el secreto que permite romper paradigmas sin crear conflictos es la comunicación efectiva y la confianza”